RODILLA DEL SALTADOR O TENDINITIS ROTULIANA

RODILLA DEL SALTADOR O TENDINITIS ROTULIANA

Una rodilla del saltador es una lesión de sobrecarga en la inserción del tendón rotuliano junto al borde inferior de la rodilla (rótula). El tendón rotuliano / ligamento junta la rótula al hueso de la espinilla (tibia). Este tendón es extremadamente fuerte y permite que el grupo de músculos del cuádriceps estire la pierna. El cuádriceps activamente estira la rodilla al saltar para estimular el levantamiento del suelo y también funciona al estabilizar la caída. Por lo que no es sorprendente que una lesión de sobrecarga tenga una incidencia al saltar y deportes de intervalo como voleibol, balonmano, korfbal aunque también suele ocurrir en fútbol, tenis, hockey hierba y atletismo.
Resultado de imagen de tendinitis rotuliana

> ETIOLOGÍA


La sobrecarga del tendón rotuliano suele pasar a consecuencia de ejercicios de salto y entrenamiento con pesas extremas en deportistas de 15 a 35 años. Sobre todo el aterrizar sobre una pierna implica una carga pico en la inserción del tendón rotuliano. Además personas que esfuerzan más la articulación de la rodilla como son lo que realizan deportes que implican cambios de dirección y saltos, tienen un riesgo incrementado de sufrir una rodilla del saltador. Con esfuerzo repetido, suelen aparecer microroturas y degeneración de colágeno en el tendón. Otros factores causantes mencionados en la literatura científica son el recorte del grupo de músculos del cuádriceps y el sobrepeso. También la insuficiente flexibilidad del tendón de la corva y los músculos del cuádriceps y una mala alineación (rodillas valgas o pies planos) pueden contribuir a sobrecarga en el tendón rotuliano y desarrolla la tendinitis rotuliana.

Resultado de imagen de tendinitis rotuliana sintomas y tratamiento

> SÍNTOMAS


Deportistas que sospechan de una rodilla del saltador se quejan de:

  • Una zona de dolor y sensibilidad en la zona afectada del tendón.

  • Dolor local debajo y delante de la rótula al presionarlo o palparlo.

  • Dolor y rigidez tras un esfuerzo.

  • Dolor al contraer los músculos del cuádriceps.

  • Impulso de movimiento causado por situaciones duraderas en la misma posición estática (sentado o de pie).

> DIAGNÓSTICO


La consulta a un proveedor de salud (médico o terapeuta deportivo) puede revelar las siguientes cosas: el tendón afectado puede parecer más grueso que el lado no afectado.

  • Puede haber alguna inflamación pequeña alrededor de la zona de dolor.

  • A veces existe una función débil del músculo vasto medial (VMO).

  • Dolor provocado por pruebas activas como agacharse, abalanzarse y sobre todo durante el enderezar enérgicamente la rodilla al doblar al máximo la pierna afectada.


Investigaciones adicionales: ultrasonidos o una resonancia magnética puede ser útil para determinar una degeneración o una lesión leve del tendón rotuliano.

> SEVERIDAD


El dolor tras y durante una actividad física o deporte puede clasificarse en 4 grados de seriedad: desde leve a severo:

  • Grado 1: Solo dolor tras entrenamiento.

  • Grado 2: Dolor antes y después del ejercicio pero disminuye al calentar.

  • Grado 3: El dolor durante la actividad que le tiene alejado del entrenamiento o rendir al máximo.

  • Grado 4: Dolor en las actividades diarias que puede o no ir a peor.

> TERAPIA


Se aconsejan dos modos de tratamiento: tratamiento conservativo (no quirúrgico) y tratamiento quirúrgico.

A - Tratamiento conservativo

Se suele ser partidario de esto inicialmente tras el diagnóstico de tendinitis rotuliano. Se debe tener cuidado de no sobrecargar el tendón. El tratamiento depende de la extensión o el grado de la lesión.

Grado 1:

  • Siga entrenando pero poniendo hielo o un terapia frío a la lesión tras cada entrenamiento o partido. Dar un masaje local frío (mejor que usar hielo) en el punto de dolor en el tendón durante 10 - 15 minutos para reducir el dolor y la inflamación.

  • Use una venda para el tendón rotuliano (semicircular) o una chinca patelar colocada a mitad del tendón rotuliano.

  • Acuda a un médico o terapeuta deportivo que puede aplicar técnicas de fricción transversales y aconsejarle sobre la rehabilitación.

  • Se suele recomendar un programa de refortalecimiento excéntrico.

Grado 2:

  • Modifica las actividades de entrenamiento para reducir la carga en el tendón. Deje las actividades de salto o esprínt y reemplácelos por correr de forma regular o natación o gimnasia acuática.

  • Evite movimientos repetitivos de doblar y estirar la rodilla.

  • Acuda a un médico o terapeuta deportivo que puede aplicar técnicas de fricción transversales y aconsejarle sobre la rehabilitación.


Grado 3:

  • Dejar por completo las actividades molestas.

  • Reemplazarlo por natación / correr en el agua (si el dolor lo permite).

  • Acuda a un médico o terapeuta deportivo que puede aplicar técnicas de fricción transversales y aconsejarle sobre la rehabilitación.


Grado 4:

  • Descanse por un periodo largo (¡al menos 3 meses!).

  • Acuda a un médico o terapeuta deportivo que puede aplicar técnicas de fricción transversales para tendinitis rotuliano y aconsejarle sobre la rehabilitación.

  • Si la rodilla no responde a la rehabilitación, entonces consulte un cirujano ortopédico ya que puede ser que necesite una operación.


Aparte de las fases se puede constatar que:

  • Un programa de fortalecimiento del músculo del cuádriceps supone un fortalecimiento excéntrico particular. Estos ejercicios supone trabajar los músculo ya que se están alargando y están maximalizando las recuperación de la tendinitis.

  • El fortalecimiento del músculo de otros grupos musculares con soporte de peso, tal como los músculos de la pantorrilla pueden disminuir la carga en el tendón rotuliano.

  • Un médico puede recetar medicación antiinflamatoria, por ej. Ibuprofeno. Se deberían de evitar las inyecciones locales con esteroides.

  • Un tratamiento de onda de choque puede ser un tratamiento nuevo y efectivo.


B - Tratamiento quirúrgico

Esto se recomienda normalmente como última opción. Hasta ahora hay pocas pruebas que demuestren el apoyo al uso de cirugía antes que el tratamiento conservativo B para la tendinitis rotuliano. La cirugía incluye la escisión de la zona afectada del tendón o una liberación lateral dónde se hacen pequeños cortes en los lados del tendón que eliminan la presión. Se recomienda normalmente un programa intensivo de rehabilitación tras la cirugía. En particular el uso de ejercicios de fortalecimiento excéntrico puede ayudar a estimular la cura.

> ÓRTESIS


Una chinca patelar reduce la carga del tendón y su inserción al darle presión a través del refuerzo (cojinete) al tendón de la rodilla y el borde inferior de la rótulo. Coloque la rodillera justo por debajo de la rótula en el tendón rotuliano. Colóquelo en la rodilla afectada sin carga y ligeramente doblada (20 grados).

> MALENTENDIDOS

  • Continúe haciendo actividades como saltos si le duelen. ¡No! No ignore este problema o se le pondrá peor.

  • Vendajes y rodilleras debilitan tus estabilizadores activos de rodilla. No, ambos son ayudas útiles durante la rehabilitación y también en la prevención de quejas recurrentes sin consecuencias negativas en tu sistema muscular.

Resultado de imagen de tendinitis rotuliana sintomas y tratamiento

> PREVENCIÓN


La prevención de esta lesión de sobrecarga incluye:

  • Entrenamiento de fortalecimiento de los abductores incluyendo los músculos abdominales y pantorrilla;

  • Ejercicios de estiramiento del cuádriceps y el tendón de la corva;

  • Calzar buenas zapatillas de deporte y zapatos de uso diario con un arco hecho a medida;

  • Evitar sobrepeso.

> CONCLUSIONES

  • Una rodilla del salteador se debe a múltiples repeticiones con altas cargas en el tendón rotuliano al correr o en deportes de salto, caracterizado por contracciones explosivas del cuádriceps.

  • Habrá dolor tras el deporte y ejercicio y si el problema progresa durante la actividad.

  • La recuperación tarda mucho tiempo y tendrá altibajos porque se involucran muchos factores etiológicos y algunos de ello son difíciles de modificar.

  • Se puede conseguir la reducción de las fuerzas tracción en el borde inferior de la rótula mediante una venda o una rodillera.


Prof. Dr. F.J.G. Backx, miembro del comité médico de la KNKV (Federación real holandesa de Korfbal), médico deportivo